DEFENSORÍA DE LOS DERECHOS
HUMANOS DEL PUEBLO DE OAXACA

Fecha y hora de impresión: 27-05-2022 | 09:31:50 horas


Impulsado por DDHPO, signan partidos políticos “Decálogo por un Proceso Electoral Pacífico 2021-2022”
Boletín 093 | 2021-12-10



Para promover un proceso electoral que garantice el respeto pleno a los derechos humanos, así como una sucesión pacífica y ordenada, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), de manera conjunta con órganos electorales, impulsó la firma del “Decálogo por un proceso electoral pacífico 2021-2022”, que suscribieron este viernes, dirigentes de partidos políticos de la entidad.

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos que se conmemora este 10 de diciembre, la DDHPO en coordinación con el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), la Junta Local Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), convocaron a líderes políticos para que asumieran compromisos de civilidad de cara a la próxima elección, en la que se elegirá a la persona que gobernará la entidad, además de la renovación de presidencias municipales regidas por sistemas normativos internos.

Ante la presidenta del TEEO, Elizabeth Bautista Velasco; el vocal ejecutivo de la Junta Local en Oaxaca del INE, Edgar Humberto Arias Alba; el secretario ejecutivo del IEEPCO, Luis Miguel Santibáñez Suárez, el ombudsperson Bernardo Rodríguez Alamilla puntualizó que la firma del Decálogo, busca garantizar un proceso electoral que proteja la dignidad de las personas en el ejercicio libre de sus derechos políticos electorales.

Indicó que, no existe democracia sólida sin el respeto pleno a los derechos humanos y estos solo pueden existir y garantizarse en sociedades con democracias fortalecidas.

Agregó que, la exigencia de una vida digna para las personas, que es la síntesis de los derechos humanos, solo se puede dar cuando un Estado que respeta y protege las libertades políticas básicas y las libertades civiles, mediante un sistema de control y equilibrios de sus propias instituciones.

Subrayó la importancia que reviste para un órgano defensor de derechos humanos estar cercano a los diversos procesos electorales, pues son derechos humanos los que están en juego, indicó.

En este sentido, puntualizó que el papel de la Defensoría es vigilar que las condiciones de los procesos electorales sean las mejores para un ejercicio informado, consciente y seguro del voto por parte de la ciudadanía.

Rodríguez Alamilla reconoció que es fundamental garantizar condiciones óptimas, pacíficas y seguras en los procesos electorales, pues además de mejorar nuestra calidad democrática, se legitima a los gobiernos que son productos de ellos. De ahí la importancia de realizar este esfuerzo interinstitucional.

Y expuso que, en el pasado proceso electoral vivido en el país 2020-2021, uno de los más grandes de la historia, fue también uno de los más violentos, pues la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señaló que durante el proceso preelectoral en septiembre de 2020 y hasta el 26 de mayo de 2021, 88 actores políticos habrían fallecido como consecuencia de la violencia, de los cuales 34 eran personas precandidatas y candidatas.

Abundó que, los ataques en contra de actores políticos, en el marco de un proceso electoral, además de las vulneraciones a los derechos a la vida e integridad, también afecta los derechos electorales de las personas electoras y candidatas.

En este sentido, el titular de la DDHPO llamó a la ciudadanía oaxaqueña, instituciones, institutos políticos, candidatos y candidatas que participan en esta fiesta democrática a rechazar todo acto de violencia en cualquiera de sus manifestaciones y a comprometerse a respetar, proteger y garantizar los derechos a la vida, a la integridad personal y a la seguridad de todas las personas con miras a asegurar que los derechos a elegir y ser elegido puedan ser ejercidos libres de violencia, pues solo de esta manera se logrará construir una sociedad justa, equitativa pero sobre todo más humana.

Y agradeció a la presidenta estatal del Partido Nueva Alianza, Angélica Juárez Pérez; así como a los dirigentes de Unidad Popular (PUP), Uriel Díaz Caballero; Morena, Sesul Bolaños López; Revolucionario Institucional (PRI), Eviel Pérez Magaña; de la Revolución Democrática (PRD), Tomás Basaldú Gutiérrez; del Trabajo (PT), Benjamín Robles Montoya y Movimiento Ciudadano (MC), Alberto Sosa Hernández; por su compromiso en la suscripción del Decálogo.

Durante su participación, el secretario ejecutivo del IEEPCO, Luis Miguel Santibáñez Suárez, señaló que, en las próximas elecciones del 5 de junio, la ciudadanía oaxaqueña habrá de elegir al titular del Poder Ejecutivo, además de 417 autoridades municipales regidas por sistemas normativos internos, por lo que reconoció la convocatoria realizada por el titular de la Defensoría de los Derechos Humanos, a la suscripción de compromisos para el desarrollo de un proceso pacífico.

Por su parte, el vocal ejecutivo de la Junta Local en Oaxaca del INE, Edgar Humberto Arias Alba celebró la realización de la firma del Decálogo, y refirió que la madurez de un sistema democrático se expresa en las condiciones reales que tiene la población para el efectivo ejercicio de sus derechos humanos.

Mientras que, la presidenta del TEEO, Elizabeth Bautista Velasco indicó que la institución a su cargo se encuentra preparada para garantizar elecciones libres y se mantiene atenta al desarrollo del proceso electoral, que promueva, fortalezca y favorezca la participación de las mujeres en las candidaturas en igualdad de oportunidades y libre de violencia política en razón de género.

Asimismo, las instancias firmantes coincidieron en señalar que el objetivo del Decálogo por un Proceso Electoral Pacífico 2021-2022, es que las próximas elecciones del estado se realicen en medio de un ambiente de pleno respeto, en el que la ciudadanía de Oaxaca sea la ganadora.

Por su parte, los dirigentes de los partidos políticos reafirmaron su compromiso de impulsar un proceso electoral pacífico, que permita garantizar una participación activa de la sociedad en condiciones libres y de igualdad.



Atestiguaron la firma del decálogo, el presidente municipal electo de Oaxaca de Juárez, Francisco Martínez Neri; la titular de Secretaría de la Mujer de Oaxaca, Ana Vásquez Colmenares; la titular de la Secretaría Técnica de la Mesa de Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz en Oaxaca, Karina Barón Ortiz; el titular de la representación de la Secretaría de Gobernación del estado de Oaxaca, José Carlos Fuentes Ordaz; la coordinadora de la Oficina Foránea en Ciudad Ixtepec de la Quinta Visitaduría de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, María del Carmen Tejada Rodríguez; el subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría General de Gobierno, Javier Jiménez Herrera; el rector de la Benemérita Universidad de Oaxaca, David Zabdiel Martínez Pérez; la encargada de la Defensoría de los Derechos Universitarios de la UABJO, Violeta Alcántara Ramírez y la defensora universitaria de la Universidad Anáhuac Oaxaca, Maritza Castellanos Vasallo.

Los representantes de los partidos políticos firmantes del Decálogo se comprometieron a:

1.-Coadyuvar en la construcción de un proceso electoral pacífico que tenga como pilares fundamentales los principios de igualdad, no discriminación y diálogo, lo que permitirá proteger la dignidad de la ciudadanía en el ejercicio libre de sus derechos.

2.- Garantizar la plena participación y el liderazgo de las mujeres en un contexto libre de violencia.

3.-Garantizar el derecho a la información de la sociedad, por medio de campañas libres de denostaciones, discriminación y ataques a la dignidad de las personas participantes.

4.-Asumir el compromiso de plantear campañas propositivas que favorezcan el orden público, el interés social y los derechos de la ciudadanía, así como de la sociedad en su conjunto.

5.- Ejercer el recurso económico que se destina a las campañas políticas de manera transparente y con responsabilidad, especialmente en beneficio del derecho de acceso a la información que tiene la ciudadanía.

6.- La voluntad de ajustar su conducta a los estándares democráticos y de protección de derechos humanos que marca la ley.

7.- Mediante el diálogo libre y razonado, construir acuerdos incluyentes basados en el entendimiento mutuo que permita llevar a cabo un proceso electoral pacífico en el que se privilegien los derechos de la ciudadanía.

8.- Refrendar que el proceso electoral 202-2022, forma parte de un ejercicio democrático que tiene como fin que la ciudadanía ejerza su derecho a elegir al titular del Poder Ejecutivo, que se encargará de administrar el Poder Público con un alto espíritu de servicio al pueblo, priorizando la protección de los derechos humanos, tal como lo marca la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

9.- Asumir la responsabilidad de impedir la intromisión de intereses de grupos de poder fácticos en cada uno de los institutos políticos, que puedan poner en riesgo el libre ejercicio de la ciudadanía de votar de manera consciente e informada.

10.- Asumir que este Decálogo por un Proceso Electoral Pacífico es un compromiso de todos los organismos políticos involucrados en esta fiesta democrática, para lograr la construcción de un gobierno republicano que respete los derechos fundamentales de las personas.



--0—