DEFENSORÍA DE LOS DERECHOS
HUMANOS DEL PUEBLO DE OAXACA

Fecha y hora de impresión: 08-12-2021 | 04:06:28 horas


Violencia digital daña gravemente dignidad de las víctimas: especialistas
Boletín 087 | 2021-11-24



Al inaugurar el foro “Violencia digital: la lucha colectiva de las mujeres”, el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla resaltó la necesidad de poner al centro de la agenda pública la violencia digital, como una problemática que vulnera derechos humanos, especialmente de mujeres, niñas y adolescentes.

Acompañado por la integrante del Laboratorio Feminista de Derechos Digitales, Carolina Pacheco Luna; las colaboradoras del Frente Nacional por la Sororidad, Fernanda Pérez Pérez y de FemXFem, Vanesa Muga Téllez, el ombudsperson refirió que esta actividad forma parte del ciclo de conferencias “Por una vida libre de violencia: 25 N” convocado por la DDHPO, el Centro de Estudios Sociales y Culturales “Antonio de Montesinos” AC., Documenta Análisis para la Acción y la Justicia Social AC., y el Centro de Estudios y Acción por la Justicia Social AC.

Agregó que este tipo de violencia existe y “el hecho de que ésta sea ejercida desde el espacio digital no significa que no dañe, perjudique y/o genere violaciones a los derechos humanos de las mujeres”.

Por su parte, la integrante del Laboratorio Feminista de Derechos Digitales, Carolina Pacheco Luna explicó que el espacio digital es el escenario donde se da continuidad a la violencia psicológica, económica y patrimonial que agrava el daño, la integridad, la dignidad y la vida privada de las mujeres, niñas y adolescentes.

Detalló que en este tipo de violencia se utiliza la tecnología de la información y la comunicación para causar daño o sufrimiento a las mujeres, mediante la exposición o distribución de imágenes, audios o videos con contenidos sexuales de una persona sin su consentimiento, pero también la invasión a la privacidad, suplantación de identidad, entre otro tipo de violencias.

Tras hacer un repaso histórico de la violencia contra las mujeres, refirió que durante el confinamiento originado por la pandemia por Covid-19, la violencia contra las mujeres incrementó a nivel nacional.

Agregó que, en México, 9.4 millones de mujeres sufren ciberacoso, mientras que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de 2017 a 2019 la violencia contra las mujeres se ha incrementado en 6.5 por ciento.

Sostuvo que las mujeres jóvenes de entre 18 y 30 años son las más vulnerables en los espacios digitales y el 40 por ciento de las agresiones son cometidas por personas conocidas por las sobrevivientes, mientras que el 30 por ciento restante por desconocidos.

Por su parte, la colaboradora del Frente Nacional por la Sororidad, Fernanda Pérez Pérez apuntó que el surgimiento la “Ley Olimpia”, representó una reforma legal encaminada a reconocer la violencia digital y sancionar a quien difunda imágenes de contenido íntimo y sexual sin el consentimiento de la persona involucrada.

Agregó que este ordenamiento legal entró en vigor recientemente y ha sido impulsado a nivel nacional e internacional por mujeres jóvenes feministas y actualmente es una realidad jurídica en más de 25 estados, como un marco legal en el cual las víctimas de violencia digital pueden acceder a la justicia.

Durante su participación, la colaboradora de FemXFem, Vanesa Muga Téllez detalló el acompañamiento realizado por la colectiva FemXFem a Ainara Suárez, durante su proceso contra la youtuber YosStop por delito de pornografía infantil.

En este sentido, indicó que las acciones realizadas por esta agrupación durante este proceso fue la denuncia pública, la exigencia vía redes sociales, a través de un ciberactivismo organizado, pero también desde una perspectiva jurídica, a fin de que el juez que atendía el caso pudiera dar una resolución con perspectiva de género.

Este caso, dijo, marcó un precedente en la exigencia, en la búsqueda y obtención de la justicia constituyendo un hecho en el que más víctimas desean proceder legalmente por cuestiones de violencia digital.

Finalmente, las participantes coincidieron en señalar que las mujeres víctimas de violencia digital deben sentirse acompañadas y respaldadas por organizaciones y otras mujeres, además de no llenarse de culpas.



--0--