DEFENSORÍA DE LOS DERECHOS
HUMANOS DEL PUEBLO DE OAXACA

Fecha y hora de impresión: 24-09-2020 | 23:01:33 horas


Condena DDHPO violencia contra las mujeres y reconoce la lucha feminista por la reivindicación de sus derechos
Boletín 053 | 2020-09-13



La Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y su Consejo Ciudadano reconocen la demanda histórica de las mujeres por la reivindicación de sus derechos, tales como el acceso a la justicia, reparación del daño y garantías de no repetición, una vida libre de violencia, así como a lograr la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

Para la Defensoría, la violencia contra las mujeres es inaceptable y condenable en todas sus expresiones, por lo que se suma a los reclamos de justicia que familiares de víctimas y colectivas feministas hacen a las instituciones encargadas de garantizar y procurar sus derechos.

La DDHPO ha acompañado y continuará haciéndolo, a las víctimas directas o indirectas de delitos y de violaciones a derechos humanos, así como de sus grandes causas de exigencia y reconocimiento de sus derechos.

Y reconoce las justas demandas de las mujeres indígenas, afrodescendientes, feministas y defensoras de los derechos humanos, por erradicar la violencia de género a la que los sistemas patriarcales de dominación las somete, tanto en los ámbitos de la vida pública como privada, así como sus exigencias para alcanzar la igualdad sustantiva en relación con los hombres.

Ante ello, la Defensoría y su Consejo Ciudadano se solidariza con las mujeres para hacer efectivos los ordenamientos locales, nacionales e internacionales en materia de derechos humanos que garantizan a las mujeres una vida digna y libre de violencia.

De igual forma, se pronuncian porque el Estado garantice la atención a las víctimas de los delitos que se realiza desde las diferentes áreas de procuración y administración de justicia, con la finalidad de prevenir su revictimización y evitar trámites burocráticos que hagan engañoso su derecho a la justicia, a la verdad y a la reparación del daño.

Y es que la escalada de violencia en nuestro país tiene un importante aliado en la impunidad derivada, en muchos casos, de la burocratización de la justicia, por lo que el reclamo de justicia de las colectivas, feministas, víctimas directas e indirectas, es también una batalla contra su burocratización.

Lo anterior implica que la atención que brinda el Estado ponga en el centro a las víctimas, quienes han dejado en claro que no buscan que se abra un expediente para que se termine archivando, sino una justicia pronta y expedita en el que ningún delito y en particular contra las mujeres, quede impune.

Asimismo, la Defensoría y su Consejo Ciudadano reconocen que las instituciones de derechos humanos se han convertido en múltiples ocasiones en la última instancia a la que acuden las personas, por lo cual la atención que se brinde debe ser sensible, de acompañamiento y apoyo.

Asimismo, desde este órgano se hace un llamado a las autoridades de todos los niveles de gobierno a reconocer el momento histórico de reivindicación de derechos fundamentales de las mujeres y asumir el fortalecimiento de las instituciones para hacerlas más eficaces, eficientes y funcionales, acordes a las exigencias de las mujeres.

Para la Defensoría es importante acompañar día a día la lucha de las mujeres en Oaxaca para lograr la construcción de una nueva realidad, en donde sus derechos humanos estén garantizados.

Por lo anterior, impulsó la solicitud de la Alerta de Violencia de Género para el Estado de Oaxaca, ha atendido los casos de acoso y hostigamiento sexual en contextos escolares contra alumnas y trabajadoras; además de la emisión de las alertas tempranas para los casos: “Mecanismos de protección para mujeres, niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia ante la contingencia ocasionada por la pandemia COVID 19 – coronavirus”, así como “Medidas de preparación, prevención, atención y control de la epidemia de Covid-19 en pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas del estado de Oaxaca” con perspectiva de género, infancia y adolescencia, entre otras acciones.

La Defensoría no es omisa a las demandas que la sociedad, específicamente las colectivas feminista y familiares de víctimas hacen públicas, desde el lugar que nos corresponde y desde el ámbito de nuestra competencia tenemos el compromiso de reforzar una agenda de trabajo que ponga en el centro dichas demandas, así como a brindar las condiciones necesarias que permitan establecer un diálogo directo entre esta Defensoría y quienes lo soliciten.

La deuda histórica por la vigencia de los derechos humanos de las mujeres es un hecho que nos compromete a todas las personas, por ello nos pronunciamos para evitar la criminalización de las exigencias de las mujeres y externamos la solidaridad de la DDHPO y su Consejo Ciudadano en las legítimas demandas que integran esa lucha.

Suscriben las consejeras:

Yarib Hernández García

Flor del Carmen Cuevas

Los consejeros:

Emilio de Gyves Montero

Felipe López Hernández Hernández

Consejero presidente:

Bernardo Rodríguez Alamilla